El Rap en la Televisión

:::Zombies son, Van como Zombies:::

Life Experience from Mime871

Hace un par de meses recibí un mensaje de un ex-compañero de la prepa (no fue fácil recordarle) quien ahora trabaja para Multimedios Laguna, me comentó que había visto que seguí en la música de manera seria y se le ocurrió ponerme en una lista para un programa de televisión local. Yo accedí, y tratando de recordar las razones primitivas que me hicieron hacerlo descubro que en gran parte fue por no decir que no a una oportunidad de promoción, después de todo estoy promocionando un disco y jamás había estado en una entrevista para un programa de T.V.

He trabajado 6 años de manera profesional en la publicidad y ahora gestiono mi carrera musical con ventaja por la experiencia, es decir, he estado del otro lado de la cámara y la planeación el suficiente tiempo para saber realmente que significa “una invitación” a un programa de Multimedios. Cualquier otro personaje local tal vez hubiera estado tan contento por la situación pero para ser sincero, yo no. Conozco el tipo de gente que está “en la farándula televisiva local” y se que se pueden confundir con el Hip Hop o con lo que sea, lo he visto en Monterrey, ¿por que aquí no?; previo a asistir, advertí de mi participación seria y de los temas que me gusta tratar, como artista tengo un Press Kit completo que explica todo de mi carrera y los proyectos al rededor de los que podemos hablar que les mandé previo al programa, sin embargo y a mi pesar comprobé todo lo que sospechaba en mi breve estancia de 30 minutos, les cuento un poco:

  1. Tenían una banda (17 – 18 años) tocando en vivo para ir y venir de comerciales, la banda tocaba tan horrible que el conductor hacía chistes sobre ellos enseguida para generar un ambiente cómico, dejando en ridículo el poco talento de los jóvenes.
  2. Jamás supieron como me llamaba o quien era, siempre fui “El Rapero”. Entendí que se pasaron por el culo mi press kit y lo que soy así que a 5 minutos de entrar al plato y con el micrófono instalado ya estaba encabronado, pero yo no soy mal educado.
  3. Había una edecán para acompañarme y hacer entrada al set, la chica me veía renuente y es que mi vestimenta XXL tal vez no la dejaba ver claro mi título profesional o mi decencia. Caminamos hacia el plato y justo a 1 paso de entrar a cámara me tomo del brazo, el conductor se dio cuenta como yo así que asumiendo su papel de payaso me pide que bese a la chica, cosa que hice sin problemas.
  4. Pasé los siguientes 15 minutos contestando preguntas estúpidas como ¿por que mi nombre?, ¿que es el graffiti?, ¿qué es el Hip Hop y sus elementos?, cada pregunta taladraba en mi mente como una excesiva perdida de tiempo y era invariable perder el hilo y el interés cuando el conductor ni siquiera te mira a la cara si la cámara deja de enfocarlo.
  5. El conductor aburrido por lo que tuve que responder de sus preguntas embarazosas, decide que es momento de hacer algo “más divertido” así que recuerda que es un refrito de un programa de Mty. que a su vez es un refrito de un programa chilango, que a su vez es un refrito de un programa gabacho, dónde ponen a “improvisar” a los raperos como simples changos de alquiler. Tuve que decirle que no.

Terminó el suplicio intelectual y salí del set, yo mismo me quité el micrófono por la falta de personal, tomé mi mochila, y fui abriendo por mi cuenta (rápidamente) las 3 puertas que me conducían a la calle sin problemas. Claro que sabía de la falta de IQ de los conductores y del poco contenido que manejan en estos programas, claro que lo sabes tu, sin embargo es importante para mi concluir con el hecho de que la televisión abierta (local al menos) no esta preparada para hablar serio con un artista, todo es un cliché, un trabajo que “se tiene que sacar” a como de lugar y yo fui parte de ello.

Gracias, no vuelvo.